Cabral enfrentará juicio por cargos criminales

 

foto por Leslie Layton

 Torrie and Reny en Centro de Rehabilitación Enloe

por Leslie Layton

Temprano una mañana de invierno, en una celda de aislamiento de la cárcel del condado de Glenn, Reynaldo “Reny” Cabral se puso en posición de velocista, una posición que había tomado frecuentemente cuando jugaba para el equipo de fútbol americano de la escuela preparatoria de Orland. Luego se abalanzó, chocando su cabeza contra una capa de hule que cubre la pared de la llamada “celda de seguridad” en la cárcel.

Ahora recuerda el sentimiento de sorpresa que tuvo mientras estaba tirado en el piso de la celda al darse cuenta que estaba paralizado. En un esfuerzo desesperado de liberarse de su prisión — No solamente de la celda de 5 por 8 pies, pero además de la prisión creada por sus alucinaciones y su temor de ser nuevamente lastimado por los policías que ya habían usado contra él dardos “Taser” — había roto su cuello.

read more

Breakdown: How the System Failed Reny Cabral

Reny Cabral
Reny at Enloe Rehabilitation Center

 by Leslie Layton

Reynaldo “Reny” Cabral looked like he wanted to brush away the tears. But it’s easy to forget that he has little use of his arms, and though a shoulder twitched, the tears ran freely on this recent March afternoon in a hospital lobby.

It’s hard for most people to think of Reny as a quadriplegic, and he too is just getting used to the idea. On Jan. 8, Reny broke his neck in the Glenn County Jail, ending up paralyzed from the chest down.

Surrounded by friends and family, Reny quickly composed himself as 30 people posed with him for pictures. Camera shutters were clicking: Reny in his athletic shorts and jersey and plastic neck brace, his legs wrapped in Ace bandages to help circulation. Reny, a former high-school football lineman, now wheelchair-bound, accused of trying to murder his former girlfriend.

read more

Joven de Orland sale de la cárcel de Willows paralítico

por Leslie Layton

Arturo y Rosa Cabral, residentes de Orland por mucho tiempo, tienen mucho que lamentar, pero poco tiempo para pensar en sus penas.

Al final del año pasado, su segundo hijo Reynaldo “Reny” Cabral llegó a ser prisionero de su mente; su enfermedad mental dejó a su familia con pocas opciones para ayudarle. La familia Cabral se siente traicionada por las instituciones locales que no apoyaron a su hijo cuando lo necesitaba.

Atrapado por su enfermedad mental, Reny llegó a ser también prisionero del sistema de justicia contra criminales del condado de Glenn, encerrado en la cárcel de Willows. Reny fue arrestado el 6 de enero acusado de asaltar a su novia Torrie Gonzales –dos días después de que le había confiado a sus familiares que escuchaba voces en su cabeza y que necesitaba “sacrificar” a alguien en su cumpleaños.

read more